• Imprimir

Ver articulo completo

- Autores:

Natalia Pérez-Ferre

Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital Clínico San Carlos. Madrid. España.

Clara Marcuello Foncillas

Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital Clínico San Carlos. Madrid. España.

Pilar Matía Martín

Servicio de Endocrinología y Nutrición. Hospital Clínico San Carlos. Madrid. España.

Resumen

La actividad física juega un papel esencial en el tratamiento del paciente con obesidad. En las últimas décadas se han desarrollado dispositivos o sensores para la medición de diferentes parámetros en relación con la actividad física (movimientos, pasos, distancia recorrida, gasto calórico...). Inicialmente empleados en el ámbito de la investigación clínica, han ido introduciéndose de forma progresiva en el uso personal. En los últimos años han ganado gran popularidad a medida que los sensores se han perfeccionado facilitando su portabilidad y finalmente han sido integrados con los teléfonos inteligentes (smartphones) a través de una asombrosamente creciente oferta de aplicaciones de móviles (fitness apps). Estos dispositivos y aplicaciones pueden tener una gran utilidad educativa, contribuyendo en el proceso de modificación del estilo de vida y en la concienciación del paciente sobre su estado de salud. Han demostrado mejorar la adherencia a las recomendaciones de actividad física, sirviendo como instrumentos de motivación. En la Era del Big Data, la monitorización de parámetros de actividad física mediante sensores hace posible que puedan transferirse a plataformas centralizadas y ser analizados globalmente junto con otros datos cuantitativos y cualitativos relacionados con la dieta, datos de glucemia capilar en diabetes mellitus, tratamiento farmacológico, datos antropométricos y parámetros de laboratorio. Esto enriquece de forma decisiva la información que el profesional recibe sobre sus pacientes, permitiendo realizar una medicina personalizada. Asimismo, la posibilidad de analizar esta información a nivel poblacional abre un interesante horizonte en investigación clínica.

Palabras Clave

dispositivos portátiles, monitorización de actividad física, obesidad

Abstract

Physical activity plays an essential role in the treatment of patients with obesity. Devices or sensors have been developed in the last decades to monitor different parameters in relation to physical activity (movements, steps, caloric expenditure ...). Initially applied in clinical research, they have been introduced progressively for personal use. In recent years they have gained great popularity as the sensors have been improved facilitating their portability and have finally been integrated with smartphones through an amazingly growing range of mobile applications (fitness apps). These devices and apps may have a great educational utility, contributing to the process of lifestyle modification and to the patient’s awareness of their health status. They have been shown to improve adherence to physical activity recommendations as motivation tools. In the Big Data Era, the monitoring of physical activity parameters using sensors makes it possible to transfer them to centralized platforms and be analyzed globally together with other quantitative and qualitative data related to diet, capillary glycemia data in diabetes mellitus, pharmacological treatment, anthropometric data and laboratory parameters. This enriches in a decisive way the information the professional receives about his patients, allowing a personalized medicine. Likewise, the possibility of analyzing this information in the global population opens an interesting opportunity in clinical research.

Key words

wearable devices, physical activity monitoring, obesity